Auditoría SEO

¿Qué es?

Es un proceso que sirve para evaluar el nivel de optimización de los motores de búsqueda. Teniendo en cuenta todos los factores on page y off page de un sitio web para comprobar hasta el más mínimo detalle. 

Consiste en hacer una revisión al detalle de un sitio web con el objetivo de detectar qué puntos se pueden mejorar de cara al posicionamiento SEO. 

Gracias a la auditoría SEO se pueden identificar factores a mejorar a nivel on page u off page. Suele ser uno de los primeros pasos a realizar en una campaña SEO, primero se revisa a fondo la web y después se elabora un plan de actuación. 

¿Para qué sirve?

Los continuos cambios en el algoritmo de Google y también la evolución de los usuarios hace que sea necesario llevar un control periódico de tu sitio web. 

  • Una auditoría SEO te permitirá adaptarte a los cambios de los algoritmos de los buscadores
  • Optimizar la indexación
  • Optimizar el posicionamiento de tus páginas
  • Atraer más tráfico
  • Mantener a punto tu sitio web y tomar decisiones estratégicas 

¿Cómo hacer una auditoría SEO?

Google tiene más de 200 factores para clasificar y calificar los sitios web, pero existen algunos esenciales para cualquier estrategia SEO. 

  1. Rastreo e indexación
  • Analiza el tráfico de tu página 

Lo primero es mapear el estado del tráfico orgánico del sitio web para conocer de qué punto se parte. Para ello se utiliza la herramienta Google Analytics, así podrás saber cuáles son las páginas de destino más visitadas y las diferentes fuentes de tráfico. 

Búsqueda directa

Búsqueda orgánica

Redes sociales

Anuncios de pago 

Referencias

  1. Rastreo del sitio web 
  • El rastreo te permitirá tener una visión de la situación actual del sitio web. 

El rastreador SEO explora tu sitio web al igual que lo haría Google para darte a conocer la estructura y configuración según el CMS. 

  1. Conocer tu indexación en Google
  • Se trata de la base del posicionamiento orgánico, si no apareces en el índice de Google no serás encontrado de ninguna forma orgánica. 

La mejor herramienta para este apartado es Google Search Console. 

  1. Verifica que solo existe una versión de tu sitio web que sea navegable
  • Una simple verificación hará que tu web sea navegable, los usuarios acceden a tu sitio web de diversas maneras y Google lo interpreta como que son páginas diferentes del dominio. 
  1. Revisa tu posición en los buscadores 
  • Lo más importante es conocer en qué posición se encuentra tu web en los buscadores. Hay que posicionar en primer lugar tu marca con optimizaciones sencillas con branding y link building. 
  • Comprueba tu posición con las palabras clave más relevantes
  • Examina los snippets, el título URL, la meta descripción que aparecen en los resultados de búsqueda. 

Ventajas de hacer una auditoría SEO

  • Conocerás y mejorarás la velocidad de carga de tu página
  • Identificar las palabras clave te permitirá posicionarte 
  • Identificarás los enlaces rotos que puedan perjudicar tu sitio web
  • Una auditoría SEO te ayudará a mejorar la calidad del contenido de tu web
  • Detectar enlaces duplicados te hacen perder posicionamiento
  • Identificarás si las etiquetas HTML están bien utilizadas
  • Ser consciente de la salud de tu dominio
  • Comprobar si el content marketing está funcionando

Posteriormente, tras comprobar todos estos aspectos tu tráfico web mejorará considerablemente. 

href="mailto:info@pzt.es" /*
Llamar