Showrooming

¿Qué es?

El Showrooming es un fenómeno que se refiere a la práctica de los consumidores de visitar un establecimiento físico para examinar y probar un producto en persona, con el objetivo de luego comprarlo en Internet (Ecommerce) a un precio inferior, en otras palabras usas la tienda física como prueba y luego lo compras online.

Esta tendencia ha surgido en gran medida debido al auge del comercio electrónico y el acceso generalizado a Internet, los consumidores aprovechan la facilidad de buscar y comparar precios en línea para encontrar ofertas más competitivas, además el showrooming también puede ser motivado por la conveniencia de realizar compras desde la comodidad del hogar y posibilidad de leer reseñas y opiniones de otros usuarios antes de realizar la compra.

El Showrooming plantea desafíos para los minoristas físicos, ya que pueden reducir sus ventas y afectar su rentabilidad , para contrarrestar esta práctica, algunos minoristas implementan estrategias como igualar los precios en línea, ofrecer servicios y experiencias exclusivas en la tienda física, atención personalizada, mejor disponibilidad de productos y crear programas de fidelidad.

Es importante destacar que el Showrooming no es siempre perjudicial para los minoristas físicos, algunos consumidores pueden visitar la tienda para obtener asesoramiento de expertos, probar el producto en persona y luego realizar la compra en el mismo establecimiento.

¿Porqué se practica el showrooming?

Con el paso de los años desde la llegada de Internet se ha ido produciendo un proceso de reversión desde web al showrooming, inicialmente Internet producía un mayor índice de desconfianza en los consumidores, que se sentían más seguros adquiriendo el producto físicamente.

Sin embargo, con el tiempo la desconfianza se ha ido desapareciendo y hoy en día los consumidores encuentran en el showrooming infinidad de ventajas frente al proceso de compra tradicional.

La principal ventaja que tiene es el ahorro, los comercios electrónicos a no tener los elevados costes de un comercio físico, tienen precios más competitivos de forma que podemos encontrar descuentos considerables respecto a los establecimientos convencionales.

La segunda ventaja es la comodidad, cuando el volumen de compras es elevado o hablamos de un producto de gran tamaño o peso, el tener la opción de que te llegue directo al domicilio es un plus añadido para el consumidor.

Como Competir contra el Showrooming

En caso de estar en disposición de un establecimiento físico hay ciertas acciones que pueden revertir el proceso de showrooming y ganar el engagement de tus clientes en el establecimiento:

  • Ofrece un valor añadido: Si ofreces un servicio que sea atractivo y que no pueda suceder de forma online, tus clientes optarán por comprar en la tienda física.
  • Contenido exclusivo: Poner a la venta productos que únicamente se puedan adquirir físicamente.
  • Convence al consumidor de tus ventajas: No pagar envíos ni esperar a la entrega, devoluciones más ágiles… Hay numerosas ventajas del formato físico frente al online con las cuales podrás convencer a tus clientes.
/*
Llamar