ZIP

¿Qué es?

El ZIP es un formato de archivo informático basado en un algoritmo. Este se utiliza, principalmente, para comprimir más de un archivo en uno solo reduciendo su tamaño y, así, poder transmitirlo por la red más fácilmente. 

¿Cómo funcionan?

Los archivos ZIP cifran la información en unos pocos bits, de manera que se reduce el tamaño del archivo o de los archivos. Este proceso es conocido como compresión de datos sin pérdida, puesto que estos mantienen la misma calidad que los datos originales.

Para llevar a cabo este proceso, no es necesario disponer de un programa especial. En el caso de que se disponga de la versión más actualizada de Windows, es posible comprimir y descomprimir un documento o carpeta sin ningún tipo de software adicional.

Para ello, es necesario seleccionar la carpeta o los archivos y hacer clic derecho con el ratón. En las opciones que aparecen, se debe elegir “Enviar a” y, de las posibilidades disponibles que parecen, se deberá seleccionar “Carpeta comprimida (en zip).

Seguidamente, se abrirá una ventana que indica el proceso de compresión. En función de la cantidad de archivos, tardará más o menos tiempo. En algunas ocasiones este tiempo viene indicado en dicha ventana. 

Una vez completado el proceso, el archivo se encontrará en la ubicación del ordenador que se haya seleccionado previamente.

Ventajas

Este tipo de archivos permiten obtener un seguido de ventajas. Por ejemplo:

  • Ofrecen a los usuarios la posibilidad de ahorrar espacio de almacenamiento.
  • Aumentan la eficiencia del ordenador.
  • Mejoran la transferencia de archivos en correos, pudiendo enviarlos más rápido.
  • Cifran los datos privados.

Desventajas

Sin embargo, también presentan desventajas que es necesario conocer. Son los siguientes:

  • Algunos formatos no pueden comprimirse mucho más de lo que ya están como, por ejemplo, sucede con los MP3 o los JPG.
  • Una vez que los archivos comprimidos se suben a una aplicación de compresión de archivos y se completa el proceso de cifrado, no es posible saber qué ocurre con los datos.
  • Del mismo modo que en el punto anterior, tampoco hay forma de evitar que estos datos y archivos terminen en manos equivocadas.
  • La seguridad de los datos será preocupante siempre que se utilice una aplicación de compresión externa de terceros.
  • Aquellos archivos dañados pueden afectar a la carpeta comprimida en formato ZIP en su totalidad.
href="mailto:info@pzt.es" /*
Llamar