Fernando Alonso y la 33 son un fenómeno que merece un hueco en el ámbito del olimpo del marketing digital

Fernando Alonso y la 33: la histeria colectiva en redes bien entendida

Suena raro hablar de Fernando Alonso en un blog dedicado al marketing digital, ¿verdad? Pero no podemos dejar pasar por alto la ola que está arrasando Twitter en las últimas fechas.

Desde que el piloto asturiano fichó por Aston Martin, sus fans cibernéticos han empezado a ver realidad el sueño de que vuelva a subirse a lo más alto del podio, creando así un hype que, para los entendidos en Marketing Digital y en Redes Sociales nos engorgullece tanto como envidia.

En este blog, tomando como referencia todo lo que está pasando con la 33, vamos a hablar de cómo crear un fenómeno viral y de esa histeria colectiva bien entendida que hace que no bajes en los puestos de Trending Topic.

🏎 Fernando Alonso y la 33 🏁

Para poner un poco en contexto, Fernando Alonso es un piloto asturiano de Fórmula 1 que fue campeón de dicha competencia en 2005 y 2006 y subcampeón en 2010, 2012 y 2013. No somos entendidos en la materia, pero, los que sí lo son, lo catalogan como uno de los mejores pilotos de la historia aunque no haya tenido siempre el mejor coche para competir.

De hecho, esta semana se conocía que la propia Fórmula 1 lo coloca en el «Hall of Fame» como uno de los 10 mejores pilotos de la historia. Por eso, no es de extrañar que, tras su paso por otras competiciones de motor, su vuelta a los circuitos de F1 no haya pasado desapercibida.

En su palmarés cuenta con 32 victorias en Grandes Premios y sus aficionados sueñan con esa victoria número 33 de la mano de Aston Martin y, lo que parece, un coche competitivo.

La histeria colectiva en Redes Sociales

Pese a que desde PZT alentemos con fuerza al «Nano», lo que realmente nos interesa es el impacto que está teniendo en redes, siendo un fenómeno viral prácticamente a diario y colándose en la nueva pestaña tras los cambios de Twitter «para ti» a entendidos y desconocedores.

Podemos decir que un jóven y desconocido Juan Carlos (conocido virtualmente como @Nanosecso) es el precursor de toda esta pompa que se ha creado en torno a la 33. Juan Carlos es un fiel seguidor del piloto que andaba confiando en la posibilidad de una nueva victoria desde la vuelta del asturiano a la Fórmula 1 y su perfil es una recopilacion de «autistadas» (según denominan los propios seguidores) e histerias relacionadas con Alonso y el número 33.

El fenómeno ha ido enganchando a cada vez más adeptos, haciendo crecer la ilusión (ya sea por ansias de victorias deportivas o por el meme) hasta crear toda una religión en torno al número 33. Sí, hablamos de religión porque es algo que trasciende barreras; otros deportes como el fútbol o el tenis se están viendo involucrados en esta vorágine:

Captura de la cuenta en español del Inter de Milán subiéndose a la 33
Captura de la cuenta en español del Inter de Milán subiéndose a la 33 // Fuente: Twitter @Nanosecso
Carlos Alcaraz escribiendo 33 soon (pronto en inglés) tras una victoria
Carlos Alcaraz escribiendo 33 soon (pronto en inglés) tras una victoria // Fuente: ABC

Como véis, la mecánica para participar en esta histeria es sencilla: como si de la película de Jim Carrey «Número 23» se tratara, hay que encontrar cualquier tipo de conexión entre el mundo real y el número 33 como señal de que la profecía de Fernando Alonso (también denominado Nano o Sazo en redes, aunque deconocemos la procedencia) se hará cierta y volverá a levantar un Gran Premio.

Te puede interesar:  TikTok Shop: la principal novedad de TikTok en 2023

El don de la oportunidad

Que un usuario anónimo grite en el desierto y consiga adeptos para una causa es un hito en redes sociales. Ahora bien, si alguien ha consolidado la profecía y la histeria ha sido el propio Fernando Alonso haciendo gala de algo que se ve muy poco en las personalidades reconocidas: el don de la oportunidad en redes sociales.

Tanto a él, como a las redes sociales de su escudería, Aston Martin, no se les ha visto incómodos con la viralización de la conspiración. De hecho, están cómodos hasta el punto de verse en condiciones de participar de manera activa. No podemos parar de recomendar el TikTok de Aston Martin y las redes del propio piloto como culmen de la locura que está desencadenando Fernando Alonso y la 33.

De hecho, no solo basan su contenido en esta profecía, también están rapidísimos para los memes adyacentes, como pasó esta misma semana con el carismático «¿cómo están los máquinas? lo primero de todo» de David Bisbal.

Estrellas invitadas ⭐

Al cantante almeriense no creo que le podamos considerar estrella invitada en este fenómeno, pero desde luego que las personalidades que se están viendo involucradas en esta locura no son ni pocas ni irrelevantes. Empezaremos por George Russell, rival de Fernando Alonso en Fórmula 1.

En el Gran Premio de Bahréin, Fernando Alonso consiguió un tercer puesto, pero una sanción en la carrera le bajó del podio, subiendo así al mencionado piloto inglés. Más tarde, la organización revirtió su decisión y, tanto los puntos como el trofeo, debían volver al asturiano.

¿Qué hacer ante este revés deportivo? Pues tomárselo con humor y contribuir a la locura viral. En un primer momento, Russell subió una foto mencionando pidiéndole a Fernando su dirección para mandarle el trofeo. La compañía entendió el meme y, aprovechando la cercanía entre las sedes de ambas escuderías, subieron un vídeo de contenido de marca camuflado.

Aunque esta oportunidad fue genialmente aprovechada institucionalmente por Mercedes para mejorar su reputación online, la motivadora de todo, la que ha terminado de estallar la bomba y la instigadora de este artículo es Taylor Swift.

La prensa del corazón empezó a especular con una posible relación entre Alonso y la cantante estadounidense y ninguno de los dos ha perdido la oportunidad de responder con mensajes subliminales que juegan con la histeria colectiva al mismo tiempo que generan engagement con su audiencia.

Te puede interesar:  Cómo solicitar el Kit Digital para empresas, pymes y autónomos

Por parte de la cantante, modifica su canción «22» en los últimos conciertos para clamar que «now I´m feeling 33» mientras acompaña el número con gestos con las manos. Fernando, por su parte, no solo responde al tiktok, sino que sube otro con una canción de Taylor en el que guiña un ojo cuando suena la palabra «boyfriend» (novio en inglés).

No es solo por cómo juegan con la prensa del corazón, los rumores y la histeria colectiva. En PZT consideramos histórica esta «colaboración» por unir a los dos clanes de fans más «esquizofrénicos» de las redes sociales, según reconocen sus propios componentes.

Por cierto, Taylor nació a finales de 1989, lo que significa que ahora mismo tiene 33 años. Esto es contagioso.

La importancia de entender bien la viralidad en redes

Bueno, hecha la exploración por el fenómeno viral del momento, con permiso del ya mencionado Bisbal, volvamos a lo que realmente nos ocupa. Esta es la manera de entender las redes sociales corporativas y la interacción con el público.

KFC España y Desatranques Jaén ya encontraron la fórmula en el pasado, pero Aston Martin y Fernando Alonso han dado otra vuelta que alecciona a todas las empresas y a todos los personajes notorios en la manera de establecer el engagement con el público, hacerle sentir parte de la experiencia y alimentar la bola de nieve para que siga creciendo y se consiga lo que toda corporación busca en redes: ser conocido y reconocido.

En lugar de esconderse ante una corriente temática que ya venía fuerte, se subieron a la ola para crear una identidad de marca fuerte y, con mucha cintura, fueron incorporando a sus estrategias de redes los contenidos y las personalidades que por el camino fueron emergiendo.

Sin Nanosecso, ni la participación de Fernando y la escudería, como la de Swift y Russell, no se habría construido este clima tan divertido para los twitteros y provechoso para las marcas. Esta sinergía es un Balón de Oro, un Óscar o cualquier otra guinda para cualquier departamento de comunicación y marketing digital.

Es muy importante estar atento, ser oportuno y camaleonizarte con tu público para alimentar la histeria colectiva en redes sociales, entendiéndola siempre en el aspecto positivo y sano de la palabra. Sin duda, la 33 ha sido un nuevo vuelco para entender las comunicaciones institucionales.

No has de temer en copiarla o acomodarla a tu propia empresa, pero debes tener en cuenta que la personalidad de la campaña ha de ser única y que represente los valores de tu marca. El shitposting por sí solo no vale nada a nivel comunicación empresarial, pero si eres capaz de personalizarlo y personificarlo como KFC hace con el Coronel Sanders o Desatranques Jaén con el camión, ya solo necesitarás una mente creativa y mimetizada con el medio para triunfar.

Esperemos que haya servido este artículo tanto para conocer la locura de la 33, como la vista del fenómeno desde la óptica del marketing digital, el community management y el engagement con la audiencia. Por último, no podemos cerrar de otra forma que no sea deseando que este fin de semana se consiga la 33.

🏎 ¡Vamos Fernando! 🏁

Busca tus post favoritos
Buscar
Compártelo
Categorías
Autores

victor lopez seo

Cristina Simón

David Sánchez Pepi

/*
Llamar